+34 975 225 980Teléfono Emergencias 24/7
Lunes: de 9:00 a 19:00 - Martes, miércoles y jueves: de 9:00 a 20:00 - Viernes: de 9:00 a 17:00
bt_bb_section_bottom_section_coverage_image

Consejos para cuidar la boca durante la quimioterapia

1 de junio de 2017
https://aitziberyaguecortazar.com/wp-content/uploads/2017/06/blog-consejos-cuidados-boca-quimioterapia-clinica-dental-maxilofacial-aitziber-yague-cortazar-soria.jpg

Uno de los problemas que se derivan cuando una persona no tiene más remedio que someterse a un tratamiento oncológico es, que durante este proceso, su salud bucodental se ve perjudicada.

Por eso, tratar de cuidar la boca durante el periodo en el que esté llevando a cabo la quimioterapia es fundamental para que su calidad de vida se vea lo menos afectada posible. Para ello, además de dejarse llevar por los consejos de un buen profesional de la Odontología, cada día en casa se pueden realizar una serie de medidas que ayudarán a paliar los efectos secundarios de este tratamiento tales como la sequedad bucal, las llagas y el dolor en las encías. Los más comunes e importantes son:

    1. Cepillar los dientes al menos dos veces al día:
      Para evitar el sangrado o una posible infección, lo ideal es cepillarse los dientes con un cepillo dental suave un par de veces al día cómo mínimo. Además, es recomendable usar también hilo dental. En cuanto a si debería enjuagarse o no la boca con gel o con flúor, lo mejor será preguntar siempre al dentista que siga tu caso.
    2. Evitar los extremos en la dieta:
      Tomar alimentos muy calientes o muy fríos, muy picantes, muy ácidos o muy crujientes pueden irritar la boca que, de por sí, se encuentra muy sensible. Lo mejor es evitar estos extremos y comer alimentos blandos y templados.
      En relación al consumo de azúcar, también es preferible minimizarlo, ya que las bacterias que ocasionan caries la usan para vivir.
    3. En busca de una buena salud ósea:
      Durante y tras la quimioterapia se debe consumir más cantidad de vitamina D y calcio. Estos ayudan a que tanto la mandíbula como los dientes se mantengan fuertes y sanos.

Más información: Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica.

* Este artículo es de carácter eminentemente informativo.